Jóvenes por el mundo… en busca de un futuro mejor

cerberoDavid Nuñez
septiembre 19, 2011
COMENTARIOS

Ante la escasez de oportunidades laborales y con un futuro más que incierto, cada vez son más los jóvenes que se plantean hacer las maletas y probar suerte en el extranjero, tanto para buscar un puesto de trabajo como para completar una formación académica superior que les abra nuevas puertas en su propio país. Así que, armados de valor y esperanzados con que esa experiencia de sus frutos en un no demasiado lejano futuro, se lían la manta a la cabeza y deciden probar suerte en los que, según los medios de comunicación, son los destinos con más salidas profesionales o aquellos que ocupan las primeras posiciones de los ránkings académicos internacionales donde se valoran los programas de Postgrado (MBA, Máster, Doctorado…) más prestigiosos de todo el globo. Esta valiente decisión contradice la creencia popular de que en la actualidad los jóvenes son demasiado negativos y han perdido las ilusiones. Seamos sinceros, ¿quién no tiene un momento de bajón ante el aluvión de malas noticias que se publican a diario? Ante este panorama no parece que queden motivos para sonreir… Bueno, pues todavía hay quien le pone al mal tiempo buena cara y se decanta por una estancia académica en otro país o unas prácticas en empresas del extranjero para combatir la recesión. Un inteligente antídoto anticrisis, que no sólo puede ser beneficioso para nuestro bolsillo (si es que al final nos hacemos con ese ansiado trabajo), sino que también cargará nuestra maleta de útiles experiencias que enriquecerán tanto nuestra vida privada como nuestro CV (si es que sabemos aplicarlas con inteligencia).

Las cifras hablan por sí mismas: las empresas alemanas necesitaban, en el tercer trimestre de 2010, a casi 800.000 profesionales para ocupar vacantes en la industria y la administración, principalmente. El problema era de tal dimensión que la mismísima canciller alemana, Ángela Merkel, hizo un llamamiento para que jóvenes cualificados (y con un buen nivel de inglés y medio de alemán) se desplazaran a trabajar a Alemania como ya lo hicieran muchos españoles en la década de los sesenta (eso sí, esta vez con fecha de retorno). Así que ir a trabajar a Alemania (o incluso a Italia o Francia) se ha convirtido en el objetivo prioritario de muchos graduados, que ven en ese país un lugar donde comenzar a dar forma a sus sueños. En nada se parece esta nueva hornada de emigrantes a las generaciones anteriores: han estudiado (algunos incluso hasta han pasado 6 años en la Universidad), saben idiomas, han viajado y un gran número de ellos hasta ha vivido la experiencia de una beca Erasmus.

Otro dato significativo son los MBA internacionales, que no han dejado de proliferar en los últimos años en las escuelas de negocios. Dar a sus alumnos una experiencia internacional a través de estancias académicas en otros países o, incluso, de prácticas en empresas en el exterior para los más junior es uno de sus principales atractivos, que son el puente ideal para desarrollar una carrera internacional. ¿Te imaginas hacer un MBA que te de la posibilidad de estudiar y hacer prácticas en Pekín al mismo tiempo que aprendes chino mandarín? Pues en instituciones como la ADM International Business School (gracias a acuerdos con la Universidad de California Riverside, la Universidad de Boston, la University of International Business and Economics of Beijing y la London School of Economics and Political Science) ya es posible realizar programas de postgrado conjuntos que ofrecen ese tipo de prestaciones.

Toda una ventaja, si tenemos en cuenta que los equipos de trabajo son cada vez más multinacionales y que es muy importante conocer bien las diferencias culturales para desarrollar negocios con otros países. Algo que muchas empresas valoran en sus procesos de selección de personal, especialmente a la hora de lanzarse a la conquista de mercados tan desconocidos como el Asiático. De nada te servirá ser uno de los titulados mejor pagados si no tienes algo que te haga destacar de los demás. Así que, ¿por qué no te animas a echarle un vistazo a nuestro portal de becas? Seguro que encuentras algún programa con el que lanzarte a una aventura en el extranjero.

Comentarios