Con la cultura al hombro: un semestre de intercambio en Corea

Fernanda CastroFernanda Castro
mayo 14, 2010
COMENTARIOS

Estudiar en Corea Solemos imaginar Asia como un continente místico, lleno de tradición y de historia, de costumbres muy arraigadas y de una disciplina inigualable. El territorio padre del Anime y del Manga, de Hello Kitty.

Estudiar en un país como Corea del Sur puede convertirse en un verdadero reto siendo iberoamericano. La diferencia de horario, el drástico cambio gastronómico, el idioma y el sistema educativo son tan sólo algunos de los muchos factores que literalmente cambian el estilo de vida de cualquier persona. Éste es el caso de Rebeca Pérez Hurtado, estudiante mexicana de la licenciatura en Mercadotecnia en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Campus Ciudad de México. Esta aventurera chica decidió aprovechar al máximo su oportunidad de intercambio académico e ir a la Sungkyunkwan University en Seoul por un semestre.
 

Universia México platicó con Rebeca sobre su experiencia y esto es lo que nos compartió:

 
Universia México (UM): ¿En qué parte de Corea del Sur se encuentra la universidad en la que estudias durante tu intercambio?

 
Rebeca Pérez: La universidad está ubicada en 53 Myeongnyun-dong 3-ga, Jongno-gu, Seoul 110-745, Korea. Ésa es la dirección oficial, pero para propósitos de ubicación, está en el centro de la capital de La República de Corea (Corea del Sur): Seoul.
 

U.M: ¿Qué diferencia encuentras entre una universidad mexicana y una coreana?

 
R.P: Las universidades aquí son muy antiguas (la mía tiene más de 600 años) y en la época en que se construyeron, las universidades se colocaban a lo largo de algún cerro, es decir, la universidad es muy grande pero las facultades están todas separadas a lo largo de la colina. Si me pidieras una sola foto de toda la universidad, sólo te podría mostrar pedazos de ella.

 
U.M: ¿Qué licenciatura estudias y cuál es el semestre que estás cursando?

 
R.P: En México, mi carrera es licenciatura en Mercadotecnia y estoy en séptimo semestre. Sin embargo, las materias y carreras en Seoul son totalmente diferentes, así que aquí estoy en la carrera de Business Administration Major. Curiosamente, casi todas mis clases las tomo en el edificio de Humanidades, ya que estoy cursando varios tópicos aquí como Psicología Social Moderna y Negocios de la Moda.

 
U.M: ¿Qué es lo más atractivo para ti de una experiencia de intercambio?

 
R.P: Para mí lo más atractivo de venirme a hacer mi intercambio es la oportunidad de conocer una cultura que es muy diferente a la nuestra, donde cada cosa que vivo es para mi aprendizaje y crecimiento como persona. De igual forma, puedo conocer personas de otras nacionalidades y principalmente, aprender de todo lo que me sucede aquí para que todo aquello que considere útil para mejorar mi cultura e incluso, mi educación, pueda aplicarlas desde ahora y regresar a México como una persona más madura capaz de lograr cambios positivos.

 
U.M: ¿Por qué pensaste que ir de intercambio a Corea era una buena opción?

 
Sungkyunkwan University en Seoul, Corea del Sur

R.P: Es una interesante pregunta, muchas personas en mi universidad querían ir a Europa o si se decidían por un país en Asia, siempre era China. Sin embargo, yo ya había tenido la oportunidad de vivir en Canadá un año hace 5 años, mi hermana me acompañó en esa aventura y conocimos varios estudiantes coreanos con los que entablamos una fuerte amistad. Esta relación me mostró que hay ciertas similitudes entre México y Corea, como que sigue siendo una cultura donde la familia es considerada la base de la educación, al igual que la religión (ya que la mayoría de la gente en Seoul son cristianos). 

Posteriormente, hace tres años, mis padres nos dieron a mi hermana y a mí la gran oportunidad de visitar a nuestros amigos en Corea y Japón. Viendo la ciudad por primera vez, pude darme cuenta de que su riqueza cultural es igual de amplia que la nuestra y cómo, en cierta forma, también han tenido que luchar por conservar las raíces de su lengua, sus tradiciones y formas de pensar contra los atraques de otros países como Japón y China a lo largo de toda su historia. Creo que a diferencia de los alumnos de intercambio de otros países, he podido disfrutar y aprender más de esta cultura porque soy adaptable a las condiciones de mi ambiente (como las diferencias en cuanto a comida, clima y sin miedo a tratarme de comunicar aún cuando no puedo hablar más que el mínimo de coreano).

 
U.M: ¿El desconocimiento del idioma del país al que vas representa un límite o el inglés es en realidad el idioma internacional?

R.P: Corea no es un país que cuente con muchos extranjeros, a menos que sean del ejército de los Estados Unidos o que vengan como maestros de inglés a pequeñas escuelas. Así que la gente no tiene la oportunidad de contactar con personas extrajeras, especialmente para la gente mayor.

La gente joven o los niños tienen clases de inglés pero, en ocasiones, están mucho más asustados de usar su inglés porque temen hacer uso de una gramática inadecuada o porque piensan que somos “americanos” (para una gran parte de la población coreana, el que no tenga características físicas de asiático siempre va a ser de nacionalidad estadounidense) y podemos criticar su uso del idioma. Sin embargo, estoy aprendiendo a leer coreano y a usar frases básicas para el contacto con la gente como “cuánto cuesta”, “me podría dar…”, “no sé”, “hola”, “adiós”, “agua”, “arroz”, y pues obviamente, los nombres de ciertos platillos que ya conozco y que sé que me agradan.
 

U.M: ¿Cómo es el sistema educativo en Corea del Sur a comparación del de México?

 
R.P: Pues resulta ser muy similar, ya que los alumnos tienen que hacer presentaciones, proyectos, estudios de caso, ensayos, exámenes y otros, pero lo más sorprendente es la forma en que ellos mismos se tienen que presionar: la calificación aquí depende de otros. Por ejemplo, el profesor está autorizado a aprobar a un 10% de los estudiantes con 100, el 10% con 90, 15% con 80 y el resto muchas veces obtienen notas reprobatorias. Eso significa que si el 50% de los estudiantes obtiene entre 95 y 85, el profesor aun así tendrá que dividir al grupo con los porcentajes mencionados. O sea que aun cuando obtengas una calificación que para nosotros sería aprobatoria como 70, si hay muchos alumnos que obtengan notas mejores a las tuyas, corres el riesgo de pertenecer al porcentaje de estudiantes que tienen que ser reprobados.

 
De esta forma, los alumnos están acostumbrados a compararse en relación con otros estudiantes, para saber qué tan buenos son. Esto hace que la sociedad sea totalmente competitiva en todos los aspectos, pues así se educa a la población.

 
U.M: ¿Recomendarías a otros estudiar en Corea del Sur?

 
R.P: Sí, la verdad es que cuando se está abierto a conocer cosas totalmente diferentes, dispuesto a probar diferentes tipos de alimentos y cambios climáticos asombrosos, aprender por lo menos lo básico para sobrevivir y no tener miedo a intentar comunicarse con otros aunque ninguno de los dos hable un idioma en común, ésta es una experiencia que no deberías de perderte.

 
U.M: ¿Qué es lo más valioso que has aprendido allí?
 

R.P: A valorar la fortuna de vivir en un país (México) donde la temperatura no era tan extrema, ya que en marzo todavía tuvimos una fuerte nevada que duró toda la noche e hizo que la ciudad de Seoul se viera totalmente blanca. También aprendí que siempre es importante que, aunque las cosas sean totalmente diferentes a lo que estás acostumbrado, nunca debes dejar de probar y de experimentar para poder decir si algo te agrada o no. Además, creo que no importa en que cultura estés si muestras interés y respeto a lo que otros  son y a su contexto. Teniendo una actitud abierta y tolerante, serás bienvenido en todos los lugares.

 
U.M: Culturalmente, ¿qué puedes decir de Corea del Sur?
 

R.P: Como todos los países, tiene sus cosas buenas y malas pero, lo que más me gusta de esta nación, y en especial de esta ciudad, es que la seguridad es impresionante: el otro día salí con mis amigos de la universidad y me quise regresar al dormitorio pero estaba a dos estaciones del metro del lugar en donde me hospedaba y ya había terminado el servicio de transporte, así que no había más que caminar y lo más sorprende es que, a pesar de ser las tres de la mañana había todavía gente caminando en la calle, gente que salía de tener una reunión con compañeros de trabajo o de cenar y no había riesgo de que algo me pasará aun cuando tengo cara de ser extranjera. Otro detalle sorprendente es a otra alumna de intercambio de mi universidad se le cayó su cartera en la calle a y en unas horas la contactaron para devolvérsela, incluyendo todo lo que estaba dentro. La mayoría de la gente buscará la forma de ayudarte y no aprovecharse de ti si ven que necesitas ayuda.

 
U.M.: ¿Hay algún comentario que quieras agregar?

R.P: En este momento no he tenido la oportunidad de viajar fuera de la ciudad de Seoul pero, tengo pensado visitar una amiga en Osaka, Japón por unos días e irme de travesía con un amigo alemán hacia China por pequeñas poblaciones. Lo más lejos que he estado de la ciudad es la frontera entre Corea del Sur y Corea del Norte. Mi amigo y yo hemos pensado en ir también de tour a Pyongyang.

Comentarios